Google ha comenzado a enviar las invitaciones a su nueva aplicación Inbox, creada por el equipo de Gmail, a aquellos que lo solicitaron. Por ahora sólo tiene versiones para iOS y Android, pero debido a que Google no considera a Windows Phone como plataforma (pese a que este año tendrá otros 40 millones de usuarios), no parece que vaya a salir por ahora de estos dos sistemas operativos.

Inbox by Gmail, ¿evolución o aplicación en desarrollo?

Lo primero que hice al recibir mi invitación ayer por la mañana fue instalarlo en los dos dispositivos que suelo utilizar a diario. Bastante distintos, ya que uno es un iPhone 5S y el otro es un Moto G. Lo que más los "diferencia" a priori es que uno cuenta con una pantalla de 4 pulgadas y el otro de 4,5 pulgadas. Si al Moto G le quitamos la botonera inferior, le queda en realidad una pantalla de unas 4,25 pulgadas, que ya no está tan alejada de la del iPhone.

El diseño de la aplicación, en ambas plataformas, está basado en Material Design, el "estándar" que Google quiere imponer a todas las aplicaciones en Android. Digo imponer por que en realidad me parece necesario, ya que en Android, sólo hace relativamente poco los desarrolladores se han dado cuenta de que el diseño de aplicaciones, hacerlas atractivas, es tan importante como su funcionalidad. Algo que en iOS nunca ha sido un problema, y más con la llegada de iOS 7, que también Apple ha impuesto el diseño de la interfaz. Imposición que Google se salta a la torera en todas sus aplicaciones para crear un ecosistema "Google" dentro de iOS, bien diferenciado.

Ahora bien, ¿qué cambios hay en cuanto a diseño de esta aplicación entre iOS y Android, si ambas siguen el diseño de 'Material Design'? Pues bastantes, pero son cuestiones de la propia plataforma. Vaya por delante que la versión de Android es la 4.4 KitKat, ya que hay elementos que cambian en la 5.0 Lollipop. Pero como la mayoría de los que tengan un Android 4.4 desgraciadamente se van a quedar estancados en esa versión, y que tardará bastante en llegar la 5.0 a una cuota de mercado en Android por encima del 10% (quizás tres o cuatro meses), la mayoría utilizarán Inbox en Android 4.1 a 4.4.

Lo primero que hice al abrir la aplicación fue ver las opciones. El típico menú que incluye Google deslizando el dedo del borde izquierdo hacia dentro de la pantalla. La sorpresa es que en iOS se muestra mucha más información de un simple vistazo. [He tenido que recurrir a un Lumia 630 para hacer las fotos de las comparativas iOS vs Android]. Siempre he sido contrario de los botones virtuales dentro de la pantalla por que, evidentemente, quitan mucho espacio que podría ser utilizado para mostrar más información.

En iOS ciertamente están mejor las vistas de listados por el efecto "rebote" que se produce al deslizar hacia arriba o hacia abajo la lista y llega al tope. Ese efecto está patentado por Apple y parece imposible que alguna vez lo veamos en Android, y es una lástima por que quedaría estupendamente en Material Design. Cuando has usado iOS, es una de las cosas que más te llama la atención (en el sentido malo) de Android. También se ve más información al empezar a hacer scroll hacia abajo, ya que la barra superior se esconde.

Me gusta mucho que en los correos se muestre una miniatura de los adjuntos, o incluso un enlace a los vídeos de YouTube que incluyan en el mismo (aunque no sé si se mostrarán si son vídeos a otros servicios de streaming). Si pulsamos en el botón "+", se mostrarán diversas opciones, como redactar un correo, crear un recordatorio, o enviar un correo a los usuarios más frecuentes. Estos usuarios los "intuye" la aplicación en base a los correos que vamos recibiendo y a quién escribimos con más frecuencia.

Una vez que estamos visualizando un correo, sustituyen el típico "marcar como favorito" por una chincheta. Mismo efecto al fin y al cabo, pero que desde la bandeja de entrada podremos filtrar con un botón en la parte superior estos nuevos favoritos. También podremos archivar el mensaje automáticamente, o moverlo a alguno de los grupos nuevos con los que Inbox cuenta o a una de las etiquetas que usemos.

El tema de las etiquetas es algo a lo que Google le da poca importancia en Inbox. Puede ser por que, al fin y al cabo, muchas veces si buscamos un correo no vamos a una etiqueta determinada, si no que preferimos buscar por el asunto o el remitente en el buscador. Eso son datos que sólo tiene Google sobre cómo usamos Gmail, pero no creo que vaya desencaminado.

A lo que sí le da prioridad es a los grupos de correos, como los de Promociones o Social con que ya cuenta Gmail. Hay algunas nuevas, como Viajes o Compras, e Inbox es suficientemente inteligente como para agrupar los correos correctamente. Con el tiempo, y con nuestra intervención, se vuelven más eficaces a la hora de categorizar los correos que recibimos. Cuando recibimos un correo nuevo de uno de estos grupos, el grupo vuelve a la bandeja de entrada. Esto se puede configurar en las opciones de la aplicación.

Una característica para mantener nuestra bandeja de entrada a cero que incluye Inbox es que deslizando un correo a izquierda o derecha podremos archivarlo o programar su regreso a ella. No son características nuevas, y bien podrían haber sido añadidas simplemente a Gmail.

El gestor de correo que utilizo actualmente es Mailbox. Es el que me permite utilizar la bandeja de correo como si fuera un gestor de tareas a realizar, y eso es lo que también pretende Inbox.

La posibilidad de crear recordatorios y que aparezcan como un correo más es la versión eficiente de tenerme que enviar un correo a mi mismo con un adjunto a mirar o una tarea a hacer. No me gusta ir saltando entre mil aplicaciones para añadir recordatorios o notas, gestionar lo que tengo que hacer a esta o aquella hora, o gente pendiente de responder un correo. Programo cuándo quiero que vuelva un correo a la bandeja de entrada y listo, en ese momento respondo.

El espíritu de Inbox, como digo, no es nuevo, pero añade algunas otras utilidades como integración con Google Now para avisarnos de si uno de nuestros vuelos se retrasa (de acuerdo al grupo de Viajes), y será interesante ver cómo evoluciona este aspecto.

Conclusión

¿Era necesario crear una aplicación a parte en vez de introducir todas estas características nuevas en la app de Gmail? Pues me da que Inbox no es más que un experimento de cómo quiere Google que sea en un futuro próximo el propio Gmail. Al fin y al cabo a los usuarios no les gustan los cambios "forzosos", y como mejor ejemplo es la interfaz de Windows 8. Si Microsoft hubiera creado dos versiones de Windows 8, una con interfaz Modern UI y otra sin ella (con el botón de inicio donde ha estado toda la vida), habría creado menos rechazo en los usuarios que no lo han probado y menos críticas negativas. Eso es lo que creo que Google quiere hacer con Inbox: dos opciones de gestor de correo, uno más evolucionado y otro el de toda la vida.

En general me gusta más la versión de iOS por que aprovecha más la pantalla, y eso que uso un iPhone 5s. Adaptada a la pantalla de 4,7 pulgadas del iPhone 6 puedo dar por seguro que va a usar ese espacio adicional para mostrar más información, algo que no ocurriría en una pantalla de 4,7 pulgadas de Android. Es una de las grandes críticas en este sentido a las versiones anteriores a Android 5.0. Y repito: los botones en pantalla quitan espacio útil, y algo por lo que me gustan más los teléfonos de Huawei o Xiaomi, ya que incluyen botones físicos.

En definitiva, creo que los que lleguen a probar Inbox la van a seguir utilizando. Al menos, cuando Google solucione el problema de integración con otras cuentas de correo, ya que actualmente sólo acepta a Gmail (ni siquiera Google Apps) como proveedor de correo. Eso lo convierte en una aplicación sin utilidad para mi, ya que no me permite gestionar mis cuentas de trabajo y otras personales (como la de iCloud).

Por ahora pinta bien, pero Inbox necesita mejorar mucho para ser una alternativa a otras aplicaciones de gestión de correo más establecidas como Mailbox o CloudMagic. La falta de integración de los recordatorios con otras aplicaciones de Google lo convierten igualmente en poco práctico, o el no poder programar un correo como "tarea" directamente al calendario de Google es algo que le resta utilidad general a la aplicación. Los que quieran usar Inbox deberán pensar en la aplicación como un "todo en uno" hermético sin integración con los demás servicios de Google.

La última palabra: Inbox es una aplicación en desarrollo, con potencial pero poca utilidad real en su estado actual.