Huawei cuenta ahora mismo con algunos de los mejores teléfonos del mercado por relación calidad/precio, aunque ello no quiere decir que sean los mejores. Pero quizás la nueva Ascend Mate 7 pueda abrirse un hueco entre los mejores teléfonos de gama alta de verdad aunque sea por su cuidado diseño.

Se trata de una phablet que tiene toda la intención de competir con el Galaxy Note 4 de Samsung. Cuenta con cuerpo totalmente de aluminio, por lo que se ve sencillamente fantástico. En la parte trasera, bajo la cámara, incluye un lector de huellas dactilares. La ubicación, como ya se vió en otros teléfonos como el HTC One Max, no es la mejor del mundo de cara a la usabilidad, pero habrá que darle una segunda oportunidad.

Por lo demás es una phablet potente para el precio que tiene: 599 euros por la versión con 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento, o 499 euros por la versión con 2GB de RAM y 16GB de almacenamiento. La enorme pantalla de 6 pulgadas cuenta con una resolución de 1920x1080 píxels, por lo que cuenta con 368 ppi, que se ve más que nítida. La cámara trasera es de 13 megapíxels con apertura f/2.0 y sensor Sony Exmor RS.

Huawei ha optado por incluir un procesador de su filial HiSilicon, el Kirin 925, que todo apunta a que es una versión con algo menos de velocidad del Kirin 920 de ocho núcleos. Eso sí, teniendo en cuenta que Huawei ha trucado los resultados de los tests de rendimiento del Kirin 910T del Ascend P7, habrá que mirar con lupa su rendimiento real.