El rápido ascenso de MediaTek en el mundo de los procesadores para dispositivos móviles es bastante evidente. Todos los fabricantes de teléfonos baratos suelen elegirlo por encima de otras opciones como los Snapdragon de Qualcomm. El motivo es el precio, ya que si bien dan un excelente rendimiento, son más baratos, sin tantas prestaciones pero, ¡hey!, son teléfonos que cuestan poco.

Los más "entendidos" del sector tecnológico podrían ponerles pegas a los chips MediaTek (sobre todo en lo referente a consumo, falta de prestaciones específicas, recalentamiento o que tarda mucho en llegar las actualizaciones de Android a los SoCs más antiguos). Uno de esos aspectos, el de las actualizaciones tardías, se podría resolver con la intervención de Google.

Android One es la iniciativa que Google presentara el pasado miércoles en la conferencia inaugural de Google I/O. El objetivo de esta línea de teléfonos es tener un diseño de referencia de menos de 100 dólares (se traduce a 100 euros por el nivel impositivo en Europa) y que asegurarían la fluidez de uso con buenas características: doble SIM para mercados emergentes, pantalla de 4,5 pulgadas. Para mantener el precio nada mejor que procesadores MediaTek, y el primero podría ser el MT6577 de doble núcleo.

Como parte del programa Android One para fabricantes, Google se encargaría de que MediaTek tuviera de manera anticipada el código de las nuevas versiones de Android. El objetivo de Google con Android One es que reciban las actualizaciones lo antes posible, o el mismo día en que se liberen para la gama Nexus, que no desaparecerá por el momento y se quedaría como la "gama alta" de teléfonos Google.

Que conste que si vais a la noticia original (DigiTimes) indican que el SoC es el MT6575, pero ese es de un núcleo pero hacen referencia a dos núcleos y la versión de ese procesador de dos núcleos es el MT6577. Como tampoco DigiTimes es la fuente más fiable de rumores y filtraciones, tomad este rumor con una buena dosis de excepticismo.

Imagen externa