El nuevo reloj inteligente con Android Wear, la apuesta de Google por los dispositivos corporales, viene de uno de los competidores más diversificados del mercado. Samsung Gear Live, que ya se puede reservar por 199 euros en Google Play, apuesta por un diseño muy parecido a Gear 2 y el también disponible LG G Watch.

Las características del reloj no son malas, aunque nos faltan detalles importantes: procesador a 1,2 GHz (¿será un Snapdragon 200 de doble núcleo o un Snapdragon 400 de cuator núcleos como el G Watch?), pantalla Super AMOLED de 1,63 pulgadas con resolución 320x320 píxels, resistente al agua y polvo (certificado IP67), 512MB de RAM, 4GB de almacenamiento, Bluetooth 4.0 LE, 59 gramos de peso, 300 mAh de batería (1 día de uso, el G Watch tiene 400 mAh aunque ya sé que las comparaciones son odiosas), un tamaño de 37,9 x 56,4 x 8,9 mm y varios sensores (acelerómetro, brújula, giróscopo, ritmo cardíaco).

Aunque se puede reservar ya, el reloj no se enviará hasta el próximo 8 de julio. Ahora ya sólo falta conocer todos los detalles del Moto 360 y cuándo se pondrá a la venta para decidir qué reloj inteligente nos gusta (o no nos gusta ninguno).