Amazon ha presentado un nuevo producto para el salón de nuestras casas, y lo ha hecho a lo grande. Se trata de Fire TV, un pequeño aparato para conectarlo a la televisión a través de una conexión HDMI y así dotarla de funcionalidades adicionales. Es un producto similar a lo que se ofrece actualmente con Roku y Apple TV, y en menor medida con el Google Chromecast.

Características técnicas

El mundo de los sets para la televisión no es especialmente grande y sólo cuenta con algunos modelos destacables por características y servicios que ofrecen. Amazon ha hecho un buen trabajo al comparar lo que hay actualmente en el mercado en el terreno de precio y características, aunque no ha destacado algunas otras en las que también destaca enormemente. Una de las ventajas para muchos usuarios es que cuenta con Android como sistema operativo en el que se basa.

Este nuevo producto de Amazon tiene un diseño bastante básico y plano en el que lo único que se puede ver es el logo de la compañía en su parte superior y los conectores en la parte trasera. Tiene un tamaño de 115 x 115 x 17.5 milímetros, ligeramente más grande que los Apple TV y Roku. Su peso es de apenas 281 gramos. No llega a ser feo pese a su diseño muy plano, pero oculta lo que contiene. En realidad creo que tiene más que ver con reducir posibles costes de fabricación que por diferenciarse de la competencia.

Como veis, Fire TV cuenta con un procesador Snapdragon 600 de cuatro núcleos a 1,7GHz, acompañado de una GPU Adreno 320. Si le añadimos 2GB de RAM, es un dispositivo con Android realmente potente para tareas de vídeo y que ningún rival actual puede hacerle sombra.

Cuenta con 8GB de almacenamiento interno que lo usará para realizar la precarga de contenido que estemos viendo en streaming y para instalar juegos. Incluye WiFi 802.11a/b/g/n en doble banda de 2,4 y 5GHz, algo indispensable con la saturación actual en la banda de 2,4GHz y que suelen producir muchas intereferencias en las ciudades. Una conexión Ethernet permitirá asegurarnos que no vamos a tener problemas en lo relacionado con la velocidad del dispositivo para aquellos que cuenten con un router más antiguo.

El mando que incluye funciona por Bluetooth 4.0, por lo que no es necesario apuntar a la televisión para poder hacerlo funcionar. Esto también permite que se pueda utilizar el micrófono que incluye para realizar búsquedas por voz de contenido. Además de una rueda central, el mando también cuenta con otros seis botones, tres de los cuales son los habituales de Android y los otros tres son los comunes de reproducción de multimedia.

Fire TV también cuenta con soporte a audio Dolby Digital Plus 5.1, y 7.1 a través del HDMI, aunque tiene conector de audio óptico. Es compatible con televisores con resolución 720p y 1080p.

Software

Imagen externa

Antes de continuar, hay que tener en cuenta que una parte del contenido actual de Fire TV no lo vamos a poder disfrutar fuera de EE.UU, y sobre todo en España. Una lástima, por que aquí nos estamos perdiendo servicios como Hulu, Netflix o Pandora, al menos a través de los medios tradicionales y que no requieren de proxies o plugins en los navegadores.

Dicho esto, la cantidad de servicios disponibles en Fire TV es inmensa: Netflix, Amazon Instant Video, Hulu, Vevo, NBA, Flixster, YouTube, Pandora, Vimeo, Plex... Creo que el soporte a Plex es casi lo más importante para poder enviarle y ver el contenido de nuestros PCs, tabletas y smartphones, ya sea iOS, Android, OS X o Windows.

Este es en realidad uno de los puntos fuertes de Fire TV: quiere ser multiplataforma y no imponer restricciones de servicios. Por ejemplo, el Apple TV sólo permite comprar y alquilar películas de iTunes. Fire TV no tiene problemas en que convivan todas las compañías que sean de alquiler dentro del mismo dispositivo, y es lo que le puede hacer triunfar a corto plazo. Pero eso no quita que los servicios de Amazon tengan una mejor integración que los demás (esperemos que sea sólo mientras los demás retocan sus aplicaciones).

Fire TV se basa en una versión de Android denominada Fire TV OS, y que a su vez se basa en el Fire OS de Amazon que usa en las tabletas Kindle Fire. Eso le permite la infinidad de posibilidades de Android. Acceder y buscar al contenido realizando búsquedas desde el mando a distancia es un extra más que interesante en los tiempos que corren de Siri, Cortana y Google Now.

El procesador que contiene hace que todo vaya realmente fluido cuando estemos ojeando el contenido de los distintos servicios, y es algo que realmente se agradece. Además hay una opción para precargar el contenido incluso antes de que decidamos lo que queremos ver. Esto hace que si queremos ver un vídeo en YouTube de los que estamos ojeando, hay grandes probabilidades de que al seleccionarlo se reproduzca al instante.

Juegos

Imagen externa

El punto fuerte de Fire TV es uno en el que la competencia palidece: juegos. Amazon no quiere que este nuevo dispositivo sustituya a las consolas actuales (PlayStation, Xbox), si no que se convierta en una nueva alternativa para los jugadores casuales. Para ello va a contar con 98 juegos en su puesta a la venta y llegarán varios cientos más en las próximas semanas.

Amazon Game Studios es el que va a dar el empujón más fuerte a esta plataforma de juegos añadiendo juegos exclusivos como Sev Zero y otra buena cantidad que están en desarrollo. Todos se podrán controlar mediante el nuevo mando de juegos Fire Game Controller y que se vende por separado por 39,99 dólares. Pero también podrá utilizarse el mando a distancia para controlar muchos de ellos por lo que no es totalmente necesario para disfrutar de los juegos en Fire TV.

Con una GPU Adreno 320, un procesador S4 Pro y 2GB de memoria, su fluidez está casi asegurada a la resolución de 1920x1080 píxels. Cuenta con títulos reconocidos como Minecraft Pocker Edition, NBA 2K14, Terraria, Tetris, Rayman o The Cave, que van perfectamente. De hecho la salida al mercado de Fire TV va a desplazar completamente del mercado a otras opciones de consolas Android como la famosa OUYA.

Conclusión

Fire TV todavía necesita diversas funcionalidades para que se pueda convertir en un sustituto multisistema de otras opciones ya establecidas. Por ejemplo, en el caso del Apple TV se necesitaría una aplicación como AirPlay para poder usarlo como segundo monitor, algo que también permite Chromecast de una forma temporalmente beta (aunque sólo a 720p, su punto débil, aunque por 35$ no se le puede pedir mucho más).

Pero en lo que ahora mismo proporciona, que se centra en reproducción en streaming de contenido multimedia y juegos, destaca por encima de todas las demás opciones gracias a sus características técnicas. Esperamos verlo pronto en España y otros países por que es un producto que ha permitido entrar por la puerta grande a Amazon al salón de nuestras casas. Y algunas de sus características (juegos sobre todo) es lo que debería llegar al Apple TV si no quiere pasar a un segundo puesto en breve. Por un precio de 99 dólares y 39 por el mando, no se le puede pedir mucho más al Fire TV.