Apple presentó hace ya casi seis meses el primer procesador de 64 bits para dispositivos móviles, el A7, y desde entonces todas las compañías están intentando sacar cuanto antes los suyos. Nvidia fue la primera a primeros de enero mostrando su Tegra K1, que se espera salga a la venta después del verano, y le ha tocado el turno a MediaTek, el fabricante económico pero altamente fiable de procesadores.

La compañía taiwanesa acaba de presentar en Barcelona el nuevo SoC MT6732 (System on a Chip, o chip que incluye gráficos, procesador y otras características) de 64 bits, basado en la arquitectura Cortex-A53 con cuatro núcleos a 1,5 GHz con GPU Mali-T760. Es pues un chip para teléfonos de gama media, pero que incluye también compatibilidad con LTE, además de HSPA+, TD-SCDMA y EDGE. Incluye sistemas de posicionamiento GPS y GLONASS.

Podrá grabar vídeo a 1080p a 30 dps, compatible con H.264 y H.265, cámaras de hasta 13 megapíxels, Bluetooth 4.0, WiFi 802.11a/b/g/n/ac en doble banda, compatible con OpenGL 3.0 y OpenCL 1.2, y Miracast. Incluye también una capacidad nueva denominada Pump Express para acelerar la velocidad de carga de las baterías que, según la compañía, lo podrán hacer en la mitad de tiempo a través de un cargador USB.

MediaTek cree que es un buen procesador para dispositivos desde los 79 hasta los 399 dólares. Su disponibilidad, al igual que el Tegra K1, será después del verano, por lo que los primeros dispositivos podrían no estar a la venta hasta las navidades.