Samsung ha presentado dos nuevos relojes inteligentes que, como ya se había filtrado en las últimas horas, se les ha caído el apelativo de "Galaxy" reservado a los productos con Android. Los nuevos Gear 2 y Gear 2 Neo van a funcionar con Tizen, el sistema operativo de Samsung para dispositivos móviles que está desarrollando junto a otras compañías como Intel y la Fundación Linux.

Tras el fracaso del reloj Galaxy Gear, parece que los coreanos han tomado nota y han dado un giro de 180 grados a su acercamiento al mundo de los relojes inteligentes, creando un reloj con un diseño muy similar pero con un consumo más reducido.

Estos relojes son compatibles con una cantidad indeterminada de smartphones de Samsung (la compañía asegura que serán docenas, en principio los que utilicen Android 4.3 y 4.4), pero habrá que esperar un poco para saber cuáles exactamente. Funcionan con Bluetooth 4.0, y contará al principio con aplicaciones de BMW, CNN, Garmin, Line y Path para poder consultar nuestra información y recibir notificaciones cómodamente en nuestro reloj.

Además cuenta con las funcionalidades que podríamos esperar: ver quién nos llama, comprobar notificaciones, controlar la reproducción de música, e incluso un comprobar nuestro ritmo cardíaco. Gear 2 incluye una cámara integrada de 2 megapíxels, y ambos modelos estarán disponibles en diversos colores, algo realmente importante en un producto de la moda como es un reloj. Incluyen también un botón de inicio para controlarlo.

La pantalla es de 320x320 píxels AMOLED, incluye 512MB de RAM, 4GB de almacenamiento intenro y una batería de 300 mAh. Samsung asegura que en esta ocasión los relojes pueden durar entre dos y tres días. Una pena que no haya optado por una pantalla de tinta electrónica para que dure más de una semana como ocurre con otros relojes inteligentes como el Pebble, y que es fundamental para el éxito de los mismos. Pocos queremos tener que estar recargando cada dos por tres otro dispositivo más, y mucho menos que se quede sin batería en el momento menos pensado.

De hecho, teniendo en cuenta que el Galaxy Gear tenía una batería de 315 mAh (una reducción de 15mAh), el aumento de duración procede del cambio de sistema operativo, ya que ni Android ni las aplicaciones hechas en Java son las más amigables de cara al consumo de batería, y por las que nunca se opta en sistema empotrados. Tizen utiliza aplicaciones escritas en JavaScript o C++, que requieren menos hardware y son más eficientes.

Su fecha de lanzamiento a nivel mundial será en abril, posiblemente acompañando al del Galaxy S5, a un precio todavía por anunciar.

182156 bytes 193243 bytes 157509 bytes 210134 bytes 135188 bytes 193853 bytes 155270 bytes 209625 bytes 204097 bytes 172641 bytes 175743 bytes 139885 bytes 194004 bytes 103653 bytes 151211 bytes

Fuente: Samsung.