Tras su presentación hace más de un año, uno de los teléfonos que prometían reducir el consumo al máximo en las tareas más habituales ha salido a la venta. Se trata del YotaPhone cuya principal característica es que cuenta con dos pantallas, y una de ellas es de tinta electrónica. Su precio de lanzamiento finalmente es de 499 euros.

La compañía rusa detrás de su fabricación, Yota, se ha asegurado de que se pueda interactuar perfectamente en ambas pantallas usando de base Android. La pantalla que nos proporcionaría la información sobre llamadas perdidas, fecha, hora, etc., sería la de tinta electrónica, por lo que no consumiría nada de batería hasta que cambiara alguno de los elementos de la misma. Además que se puede configurar sin problemas esa pantalla de bloqueo.

La idea es interesante pero no está claro a qué sector de los posibles compradores puede llamar la atención este YotaPhone, ya que tampoco incluye el hardware más potente del momento: pantalla táctil LCD de 4,3 pulgadas con resolución 1280x720 píxels (más la de tinta electrónica trasera de 360x640 píxels en escala de grises), cámara trasera de 13 megapíxels, frontal de 1MP, 2GB de RAM, batería de 1.800 mAh y procesador Snapdragon S4 a 1,7 GHz. Los sensores son los habituales y la conectividad incluye WiFi 802.11n y Bluetooth 4.0.

También destaca la falta de los botones de control típicos de Android ya que lo han sustituido por una zona inferior táctil en la pantalla principal con la que se puede interactuar (por ejemplo, deslizar el dedo de izquierda a derecha desbloquea el terminal directamente). Deslizar dos dedos de arriba hacia abajo envía una captura de la pantalla principal a la pantalla de tinta electrónica. Para leer libros se puede pasar de página sin problemas deslizando el dedo en la de tinta electrónica.

YotaPhone se puede reservar en la web de YotaPhone aquellos que residan en Rusia, Austria, Francia, España y Alemania, aunque esos 499 euros parecen un poco elevados. En el primer trimestre de 2014 llegarán a otros 20 países.

Vía: TechCrunch.