Apple ha presentado hoy el nuevo miembro de la gama iPhone, y esta vez llega en colores pastel. Se trata del iPhone 5C, una nueva obra de ingeniería, atractiva y que, siendo objetivos, a cualquiera de vosotros os debería gustar tener en las manos. Obviad por un momento el sistema operativo, y si sois de Android, imaginaos que llevara ese sistema operativo instalado.

Por si no os he convencido, igual este vídeo lo haga.

Los colores pastel elegidos son ciertamente atractivos y en la línea de la tendencia de los diseñadores actuales que intentan (o intentamos) simplificar todo lo máximo posible. Con las mismas características técnicas del iPhone 5, el iPhone 5C solo cambia en la carcasa trasera fabricada con un policarbonato endurecido que promete superar todos los tests de resistencia y durabilidad con sobresaliente alto (o, al menos, así debería de ser a priori).

Un gran producto, bien realizado, bien terminado, y por el que me encantaría cambiar mi iPhone 4S, si no fuera por un pequeño detalle sin importancia: el precio.

¿Cuánto va a costar, libre, este nuevo teléfono de Apple? 549 dólares en EE.UU, y en España siguiendo la referencia de precios que ha utilizado en sus último productos (como los 649 dólares del iPhone 5 convirtiéndose en 669 euros), podríamos suponer a priori que costará 569 euros. Caro, muy caro como para calificarlo como un terminal de gama media. Echando un vistazo a la tienda Apple de Francia, veo que allí costará el iPhone 5C la friolera de 599 euros y el iPhone 5S nada más y nada menos que 699 euros. Antes de que despotriqueis contra Apple, recordad que el Sony Xperia Z1 va a costar también 699 euros que es un producto con Android, y es el precio que tienen ahora mismo los buque insignia de cualquier fabricante de smartphones.

El iPhone 4S se queda en 399 euros, y es el verdadero gama media de los iPhone durante los próximos 12 meses. Es ese precisamente el grave problema de este iPhone 5C. Si Apple hubiera querido atacar la gama media (o más bien media-alta), habría puesto un precio más sugerente como 499 dólares. Con lo que nos hemos encontrado ahora es que Apple tiene el iPhone 5S de gama alta y el iPhone 5C... de gama alta también.

Sea como sea, Apple ha fallado con el precio. No sé quién se va a comprar un iPhone 5C fuera de EE.UU si la diferencia de precio con el 5S, con un flamante procesador A7 de 64 bits, su sensor de huellas y brillante cámara, es de tan sólo 100 euros. En EE.UU con contrato de 2 años de permanencia valdrá 99 dólares y el 5S 199 dólares. Ligera pero importante diferencia en el país anglosajón que hará que se venda como rosquillas. ¿Pero en el resto del mundo? En el resto del mundo no lo veo nada claro, salvo para aquellos que lo adquieran a través de sus operadoras de telefonía con descuentos, o se esperen unos meses a poder conseguirlo más barato.