Netflix ha tenido un par de años de gran gasto en la producción de contenido propio, y de hecho la mayor parte de lo que te va a sugerir que veas son sus producciones. El problema es que ese gasto no se está traduciendo en televidentes, y por tanto no se está compensando la inversión en muchas de las series y películas que llegan al servicio de vídeo bajo demanda.

Desde The Information aseguran que Ted Sarandos, el director de contenido de la compañía, ha dado orden de hacer una valoración concienzuda de en qué producciones se gasta el dinero de la compañía. No quieren que se repitan situaciones como la de Triple frontera, que ha sido una película con grandes estrellas como Ben Affleck que no ha tenido éxito entre los usuarios de Netflix, y eso que ha costado 115 millones de dólares producirla.

También hay otro motivo por el que Sarandos quiere asegurarse de en qué se gasta el dinero y es la creciente oferta de la competencia, con servicios muy potentes que llegarán próximamente como los de Disney, Apple, NBC o Warner. Aquí se puede ver la intención de Netflix de asegurar un poco más la calidad de lo que produce, y no hacerlo simplemente porque hay dinero para producir cualquier cosa.

Vía: Ubergizmo.