Disney se va a embolsar una enorme suma de dinero con el taquillazo que es Vengadores: Fin del juego, ya que recaudó 1200 millones de dólares en su primer fin de semana. Ahora, con siete días más de recaudación, ya ha superado a Titanic en recaudación total, y está muy cerca de arrebatarle el título de mayor recaudación para una película a Avatar.

La película de James Cameron ingresó 2700 millones de dólares en todo el mundo, pero en todo el tiempo en que estuvo en cines. Por tanto, es más que probable que pueda llegar a los 3000 millones de dólares esta última entrega de los Vengadores.

Y no es que sea una gran película, que no lo es, pero cierra una metatrama que se ha ido desarrollando en veintidós películas estrenadas en cines desde 2008 con la primera parte del Iron Man de Robert Downey Jr. Esa película sacó al actor de la miseria y por la negociación que hizo está engrosando decenas de millones de dólares al año por las películas en que aparece. Se lleva un porcentaje de la recaudación, y por esta Avengers: Endgame se llevará al menos 75 millones de dólares.

Por delante se abre la fase cuatro del universo cinematográfico Marvel del que no se saben todavía demasiados detalles, pero sí que serán al menos veinte películas a estrenar en los próximos diez años, pero con una orientación distinta a la actual. Se habla de una trama más cósmica y espaciotemporal que la actual, pero para saber más habrá que esperar a que Sony estrene Spider-Man: lejos de casa antes de que Marvel Studios anuncie la fase cuatro de manera oficial.