HBO ha tenido su mayor éxito entre el público con la adaptación de la saga de novelas Canción de hielo y fuego de George RR Martin. Desde que la serie comenzó a adentrarse en terreno que las novelas aún no han explorado, muchos de quienes habían jurado ignorar la serie para enterarse de lo que pasará por las novelas pendientes de publicación sin duda se habrán acercado a ella.

La séptima temporada ha finalizado con unos índices de audiencia espectaculares para la cadena, habiendo registrado su último episodio 12.1 millones de espectadores en EE. UU. en su emisión por televisión, cifra que asciende a los 16.5 millones si se incluyen también los espectadores que siguieron el episodio a través de servicios como HBO Go. Al contrario que otras series, cuya audiencia desciende según avanza la temporada, en el caso de Juego de tronos esta temporada ha batido sus récords de audiencia cuatro veces a lo largo la misma.

Las cifras son espectaculares, especialmente con respecto a la competencia, ya que esta cifra es superior a los 11.3 millones de espectadores que se congregaron para ver el final de temporada de The Walking Dead, emitido por AMC. Da miedo pensar las cifras que puede alcanzar el final de la octava y última temporada, aunque para ello la espera será larga.

Vía: The Verge.