Los anuncios de la Super Bowl se pagan muy caros. La audiencia que tuvo el año pasado fue de 111 millones solo en EE.UU., con lo que uno de cada tres americanos la vio. No está nada mal. Este año, teniendo en cuenta que enfrenta a dos los equipos que más seguidores tiene (New England Patriots y New York Giants), se espera que sean todavía más.

Las empresas no pierden la oportunidad de anunciarse ante tal cantidad de espectadores, y mucho menos de presentar productos (o películas) que todavía no han salido a la calle. Y por eso las productoras de cine crean anuncios breves para publicitar sus próximos taquillazos (o eso esperan). Os dejo unos cuantos de los anuncios de la Super Bowl de esta madrugada, no todas de películas. Yo la disfrutaré con unos amigos en un Foster's Hollywood de Madrid que abrirá toda la noche.