Electronic Arts se pasó de listo con el tema de las cajas de botín de Star Wars Battlefront 2, y puede que le cueste la licencia para crear juegos de una de las mayores franquicias del mundo. Pero más allá de implementar unas cajas de botín que fomentaban la mecánica de pagar para ganar —además de haber pagado ya por el juego, y no era barato—, la cuestión de fondo es el empeño de algunos estudios de fastidiar la experiencia de juego detrás de microtransacciones estúpidas.

La siguiente en estar en el ojo del huracán es Konami, ya que ha tomado la decisión de implementar en Metal Gear Survive un micropago para desbloquear la posibilidad de crear un segundo personaje. Si quieres crearte ese segundo personaje tendrás que pasar por caja y soltar el equivalente a 10 euros extras en la moneda del juego —unos 3500 SV—.

Es una táctica habitual en otros juegos en línea, pero generalmente se aplica después de tercer o cuarto personaje, lo cual parece razonable en juegos que son gratuitos. Pero Metal Gear Survive es un juego que ya cuesta de por sí 40 euros. Crear barreras de pago como esta en juegos de pago no me parece la mejor opción para fomentar sus ventas. Puede que la mayoría de jugadores no se creen más de un personaje en todo lo que jueguen, pero otros, los más atrapados, pueden querer empezar nuevamente de cero para disfrutar nuevamente del juego.

Esto de las microtransacciones se empieza a ir de las manos a los estudios. Pero les reporta grandes cantidades de dinero, como demuestra los 4000 millones de dólares en microtransacciones que obtuvo Activision-Blizzard en 2017.

Vía: Hot Hardware.