Thermaltake ha presentado en el CES 2021 varios nuevos periféricos y accesorios de PC entre los que se encuentra el ARGENT K5 RGB. Se trata de un modelo que apunta a la parte alta del sector, y por eso incluye todo lo esperable de un teclado mecánico caro. El diseño está bien, en la línea de Thermaltake, y la base está hecha de aluminio.

Se vende junto a un reposamuñecas magnético forrado de cuero sintético, que teniendo en cuenta la elección de interruptores que ha hecho la compañía puede ser oportuno. Las versiones en que estará disponible son con interruptores MX azules, que suelen ser considerados los más adecuados para escribir durante largas horas, y los MX plateados, una versión de los MX rojos con un punto de actuación a solo 1.2 mm y un recorrido total de 3.4 mm. Los MX azules tiene clic sonoro y punto de actuación táctil a 2.2 mm.

En la parte derecha del teclado incluye controles multimedia dedicados incluida una rueda de volumen. La iluminación del teclado es RGB configurable por tecla, por lo que se pueden crear todo tipo de efectos de color a través del programa de Thermaltake, que a la postre es compatible con el sistema Chroma de Razer para ser gestionado desde Synapse 3.0.

El teclado tiene un tamaño de 465 mm × 161 mm × 46 mm y un peso de 1.65 kg. Se conecta por un cable USB de 1.8 m forrado de tela trenzada. Incluye un conector puente de audio de 3.5 mm y otro de USB 2.0 para que se pueda conectar al teclado tanto un ratón como unos auriculares en lugar de detrás del PC, aunque se precisarán aun así de conectar los dos cables adicionales al del de funcionamiento del propio teclado.

El precio del modelo con MX azules de 180 dólares mientras que con los MX plateados cuesta 190 dólares.