ID-Cooling ha añadido una versión del SE-207-XT Black a su catálogo, el cual es un modelo para un público minoritario como es el comprador de un Ryzen Threadripper. El SE-207-TRX Black incluye solo los enganches para las placas base de los Ryzen Threadripper, el TRX4, pero por lo demás es la misma refrigeración. El conjunto tiene un tamaño de 157 mm × 122 mm × 144 mm (al. × an. × pr.) y pesa 1.3 kg, siendo de doble ventilador.

Hay dos bloques de disipación separados y están recorridos por siete caloductos de 6 mm que junto con los ventiladores hace que puedan disipar hasta 280 vatios de calor. Los ventiladores tienen un tamaño de 120 mm × 120 mm × 25 mm y están hechos en color negro como el resto de esta refrigeración; hay un ventilador insertado entre medias de los dos bloques, y otro en la parte exterior. Funcionan entre las 700 y 1800 r/min, con un ruido que va de los 15.2 a los 35.2 dBA. Mueven un fujo de aire de hasta 2.15 m3/min (76.16 ft3/min), y tiene una presión de aire máxima de 2.16 mmH2O.

La base es de cobre con contacto directo con el procesador. Con esta refrigeración se proporciona un tercer clip para otro ventilador más, por lo que potencialmente puede mover mucho más caudal de aire para conseguir mejores temperaturas al subir frecuencias o un funcionamiento más silencioso en procesadores de alto consumo. El montaje es compatible con memorias de hasta 50 mm de altura. Se proporciona junto a un tubo de pasta térmica ID-TG25 de 10.5 W/mK.