SilverStone ha presentado la serie VIVA de fuentes de alimentación que incluyen un certificado 80 PLUS Bronce y que están orientadas al mercado generalista. No son modulares, y los cables que salen de la fuente son planos. Hay modelos de 550 W, 650 W y 750 W, tienen un tamaño de 150 mm × 86 mm × 140 mm, pesan entre 1.5 y 1.7 kg, y se refrigeran con un ventilador silencioso de 120 mm.

Las protecciones que incluyen son frente a sobrecargas (OPP), sobretensión (OVP) y cortocircuitos (SCP). El nivel de ruido del ventilador se sitúa sobre los 18 dBA a unas 800 RPM hasta el 70 % de carga, y a partir de ahí llega a unas 1600 RPM al 100 % de carga.

Los tres modelos incluyen prácticamente los mismos conectores. Eso es un ATX de 24 pines, dos EPS de 4+4 pines, dos PCIe de 6+2 pines o cuatro en el caso del modelo de 750 W, seis SATA, y tres móles o seis en el de 750 W.