MSI no ha empezado hasta tiempos recientes a crear productos para el sector profesional, pero ha creado los portátiles Modern 14 y 15 que está entre los más interesantes al ser ultraportátiles. Los ha renovado con los nuevos procesadores Core de 11.ª generación de Intel, los Tiger Lake, y ahora resultan aún más interesante en cuanto a su potencia general y gráfica. Son los Modern 14B y Modern 15B, aunque en cuanto a características son casi iguales; solo varía el tamaño, la pantalla y que el último tiene un puerto más.

El procesador llega hasta un Core i7-1165G7 con gráfica integrada Iris Plus Xe G7, pero opcionalmente se puede comprar con una GeForce MX450 en su versión con 2 GB de GDDR5, la cual es previsiblemente algo más lenta que la versión con GDDR6, pero tampoco lo será demasiado. Dispone de una sola ranura para RAM y por tanto solo puede instarse hasta 32 GB de DDR4-3200. Incluye una ranura M.2 compatible con PCIe 3.0 y PCIe 4.0, aunque no se especifica con qué tipo se venderá, aunque me imagino que se ofertará con ambas.

La pantalla del Modern 14 es de 35.5 cm (14 in) con resolución de 1920 × 1080 píxeles con pocos marcos, mientras que el Modern 15 tiene una de 39.6 cm (15.6 in) con misma resolución y tipo. Dispone de cámara web HD, un Thunderbolt 4 compatible con carga, vídeo y datos, dos USB 3.1, un HDMI, el Modern 15 tiene un USB 3.0, wifi 802.11ax, Bluetooth 5.0 y lector de tarjetas micro-SD. Se vende con un cargador estándar con el habitual conector circular, a pesar de que se pueda recargar por el TB4. El Modern 14 pesa 1.3 kg mientras que el Modern 15 pesa 1.6 kg, por lo que no son los ultraportátiles más ligeros.