ACER ha anunciado una renovación de sus equipos Predator Orion con motivo del lanzamiento de las tarjetas gráficas de Nvidia, la serie GeForce RTX, las cuales suponen «el mayor salto generacional de una GPU en la historia de Nvidia», lo cual a mí me suena estupendamente bien. Y además es cierto, porque es un 100 % más de rendimiento entre la RTX 2080 y la RTX 3080.

Es curioso que en las imágenes no se ve el conector micro-PCIe doce pines de Nvidia sino unos PCIe de seis y ocho pines, aunque puede ser el conector de la RTX 3070 que tendría 220 W de consumo máximo con un pequeño margen de consumo adicional para subida de frecuencias. No se indica el ensamblador de esa tarjeta gráfica, o igual han reusado recursos gráficos de otras máquinas.

Sea como sea, el primer equipo en ser renovado es el Predator Orion 3000, que incluye hasta una GeForce RTX 3070 y procesadores Core i7 de 10.ª generación. La caja tiene un volumen de 18 L e incluye ventiladores FrostBlade para la refrigeración.

El siguiente es el Predator Orion 5000 que puede incluir hasta una RTX 3090 y un Core i9-10900K, así como una placa base que aporta conectividad 2.5 GigabitEthernet y espacio para múltiples unidades de almacenamiento.

El último es el Predator Orion 9000, que incluye hasta una RTX 3090 y un Core i9-10980XE, con sistema de iluminación ARGB y refrigeración líquida para el procesador.