Xiaomi ha anunciado su Redmi 9, el máximo exponente de su gama media-baja para los próximos meses, que en esta ocasión llegará por un interesante precio de 149 euros. El diseño es estándar, con una pantalla con muesca de 16.6 cm de diagonal (6.53 pulgadas) con una resolución de 1080 × 2340 píxeles, brillo máximo de 400 nits y cubre el 70 % de la escala de color NTSC.

El diseño trasero es ligeramente distinto a lo habitual, con un círculo visible en cuyo interior va el sistema de cuatro cámaras trasero y el lector de huellsa dactilares. Pero en diseño no varía demasiado de lo que hay en el mercado, y ya tampoco nadie hace ningún intento por destacar. Como viene siendo habitual, es un móvil grandecito, con 163.32 mm × 77.01 mm × 9.1 mm y un peso de 198 g.

El procesador es un Helio G80 de dos núcleos Cortex-A75 y seis Cortex-A55 con unidad gráfica Mali-G52 MP2 a 950 MHz con el que promete duplicar el rendimiento general y cuadruplicar el rendimiento gráfico, acompañado de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento de tipo eMMC 5.1. Incluye un lector de tarjetas micro-SD y dos ranuras SIM dedicadas. En cuanto a la conectividad, tiene wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0 y NFC. La batería es de 5020 mAh con carga por puerto USB tipo C con carga estándar de 10 W (5 V y 2 A).

El sistema de cámaras trasero es bastante sencillo, y de cuatro sensores. El principal es de 13 Mpx y ƒ/2.2 con angular de 75.2º, el secundario de gran angular de 118º es de 8 Mpx y ƒ/2.2, el terciario es de 5 Mpx y ƒ/2.2 para fotomacrografía, y el cuarto es de 2 Mpx para efectos de profundidad. La cámara frontal es de 8 Mpx y apertura ƒ/2.0.

Además del modelo de 3+32 GB de 149 euros, hay otro de 4+64 GB por 179 euros.

Vía: GSM Arena.