Huawei ha anunciado un par de móviles, uno de gama baja (Y5p) y otro de gama media (Y6p), en un intento de ir recuperando el pulso al mercado internacional tras el veto comercial de EE. UU. a la compañía. Lo primero que hay que decir es que tiene Android 10 preinstalado, pero sin los servicios de Google y con la apli AppGallery de Huawei en lugar de la Play Store para instalar aplicaciones y juegos. Aunque es fácil instalar la Play Store y los servicios de Google, puede ser un engorro para muchísimos usuarios.

Sea como sea, el Y5p es un interesante modelo de gama baja. Tiene pantalla de 13.8 cm (5.45 pulgadas) con resolución de 1440 × 720 píxeles tipo IPS, con un procesador Helio P22 con 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD y modelo con doble ranura SIM. Incluye batería de 3020 mAh, carga por micro-USB, wifi 802.11 b/g/n, Bluetooth 5.0, cámara frontal de 5 Mpx y trasera de 8 Mpx. Es un teléfono básico pero interesante, y relativamente pequeño (146.5 mm × 70.94 mm × 8.35 mm) para lo que hay actualmente en el mercado.

Su precio es de 99 euros.

El Y6p es un modelo superior con similares características. Mismo procesador, la pantalla pasa a ser de 16 cm (6.3 pulgadas) con resolución de 1600 × 720 píxeles, 3 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento, batería de 5000 mAh, lector de huellas dactilares trasero, y cambia el sistema de cámaras. Este incluye un sensor principal de 13 Mpx y ƒ/1.8, el secundario es de 5 Mpx y ƒ/2.2, y el terciario es de 2 Mpx y ƒ/2.4. La cámara frontal es de 8 Mpx y ƒ/2.0.

Su precio es de 149 euros.