MSI ha añadido dos nuevas placas base a aquellas del chipset serie 400 de Intel, y específicamente dos de alta calidad con el chipset Z490. Son de la línea Unify de las que ya ha lanzado alguna que otra la compañía al mercado, y específicamente son las Z490 Unify y Z490I Unify, la primera en formato ATX y la segunda mini-ITX.

El aspecto de ambas es sobrio, en color negro y sin luces recargadas, y ambas cuentan con conectividad wifi 802.11ax y Bluetooth 5.1 a través de un módulo M.2 2230 insertado en ellas. Los controladores Ethernet son unos RTL8125B de Realtek, y los códec de audio son ALC1120 de la misma compañía, con circuitos de audio dedicados y mejorados para una mayor calida. Los bancos de memoria pueden mover módulos de hasta 4800 MHz.

La Z490 Unify cuenta con 16+1 fases de alimentación para el procesador y memoria con dos conectores de alimentación PCI de ocho pines y tres ranuras PCIe 3.0 ×16. También tiene tres ranuras M.2 de hasta 22110, cabezal para tarjeta Thunderbolt 3 y USB 3.1 tipo C frontal. El panel trasero cuenta con un USB 3.2 tipo C, dos USB 2.0, dos USB 3.0, y tres USB 3.1; no tiene conectores de vídeo.

La Z490I Unify dispone de un conector de alimentación PCI de ocho pines, una ranura PCIe 3.0 ×16, y ocho fases de alimentación para el procesador. Cuenta con dos ranuras M.2 de hasta 22110, cabezal Thunderbolt 3 y USB 3.1 tipo C. En este caso el panel trasero tiene dos USB 2.0, dos USB 3.0, un Thunderbolt 3 y un USB 3.1, así como un HDMI y un DisplayPort.

El precio de la Z490 Unify es de 315 euros, mientras que la Z490I Unify cueta 280 euros.