Algunos fabricantes de portátiles tienen la costumbre de ofrecer modelos que incluyen procesadores de sobremesa, y uno de ellos es la marca alemana XMG. Uniendo fuerzas con Clevo, que es el principal fabricante de este tipo de portátiles, ha anunciado el APEX 15, un modelo que aprovecha toda la potencia de los procesadores de sobremesa de AMD para el entorno portátil.

Además, es un equipo que parte de un Ryzen 5 3600 de seis núcleos pero que se puede adquirir con hasta un Ryzen 9 3950 X de dieciséis núcleos. Toda una bestia en cuanto a potencia pero en un formato grande —aunque no exagerado— de 361 mm × 258 mm × 32.5 mm y 2.6 kg de peso.

Se podrá adquirir en breve con una GeForce RTX 2060 o una RTX 2070 —las denomina Max-P, que es como Nvidia se refiere a las que lleguen con su máxima potencia, a diferencia de las Max-Q—, hasta 64 GB de RAM, y dispone de una pantalla IPS de 39.6 cm (15.6 pulgadas) con resolución de 1920 × 1080 píxeles y refresco de 144 Hz.

Dispone de múltiples conectores USB 3.1 tanto tipo A como tipo C, RJ-45, HDMI, mini-DisplayPort, wifi y Bluetooth. Se proporciona un cargador de 230 W y el equipo incluye una batería de 62 Wh. Si te interesa, puedes probar el configurador que ofrece XMG.

Vía: TechPowerUp.