BenQ ha presentado un nuevo monitor orientado al sector profesional, el SW321C, que incluye un panel IPS de 81 cm (32 pulgadas) con una resolución de 3840 × 2160 píxeles. Tiene un refresco de 60 Hz, un tiempo de respuesta GaG de 5 ms, brillo máximo en uso estándar de 250 nits y contraste estático de 1000:1.

El panel tiene una profundidad de color de 10 bits reales con una tabla de búsqueda de 16 bits, y cubre el 99 % de la escala de color Adobe RGB, el 95 % de la P3, y el 100 % de la sRGB. BenQ indica que es compatible con imágenes de alto rango dinámico (HDR) y los formato HDR10 y HLG, pero no indica si el brillo máximo mejora en este modo y ciertamente no tiene atenuación local, por lo que queda más para comprobaciones de trabajo más que para trabajar con HDR.

El pie del monitor permite el ajuste de la inclinación entre los –5º y –20º, pivotación de 90º, ajuste en altura de +150 mm, y giro entre los –45º y +45º. Se puede retirar para poner un soporte VESA de 100 × 100 mm. Dispone de una visera para reducir los reflejos.

En cuanto a los conectores, incluye dos HDMI 2.0, un DisplayPort 1.4 y un USB tipo C que implementa carga de 60 W, DisplayPort y datos USB, y actúa como concentrador de dos USB 3.0. Incluye también un lector de tarjetas SD.

Su precio es de 1999 dólares.