Además de los Galaxy S20 y Galaxy S20+, Samsung ha anunciado finalmente el primer teléfono que usa su sensor de 108 Mpx, el Galaxy S20 Ultra. No es muy diferente a los otros dos pero eleva aún las características y hace el móvil más grande. Tiene un tamaño de 166.9 mm × 76 mm × 8.8 mm, el terreno de las nuevas fabletas, y pesa 220 g gracias a la expansión de su batería a los 5000 mAh, aunque la carga pasa a ser de 45 W en lugar de 25 W.

Mantiene el Exynos 990 o Snapdragon 865 según el mercado pero acompañado de 16 GB de RAM, y un mínimo de 128 GB de almacenamiento. La pantalla pasa a ser de 17.5 cm (6.9 pulgadas) con misma resolución de 3200 × 1440 píxeles siendo de tipo AMOLED con 1200 nits de brillo máximo y compatible con HDR.

La cámara principal es de 108 Mpx capturando vídeo a 8K, la secundaria es de 12 Mpx de gran angular de 120º, la terciaria pasa a ser una de telefoto de 48 Mpx con apertura ƒ/3.5 para un zum digital máximo de cien aumentos, y la cuarta es la misma de profundidad.

El precio de este modelo es de 1399 dólares o 1359 euros. El modelo de 512 GB de almacenamiento cuesta 1549 euros.