Acer ha anunciado un nuevo monitor portátil, el PM161Q, como complemento para aquellos que quieren una segunda pantalla para sus portátiles o una pantalla grande a combinar fuera de casa con sus móviles. La conexión se realiza por un USB tipo C compatible con carga y DisplayPort. Puede resultar algo pesado con 790 gramos, o 970 g con el soporte integrado. Ese soporte permite el ajuste de la inclinación entre los 15º y 35º.

El panel incluido es de tipo IPS, de 39.6 cm (15.6 pulgadas) con una resolución de 1920 × 1080 píxeles y ángulos de visión de 170º/170º. Tiene un contraste estático de 800:1 y un brillo máximo de 250 nits, con 60 Hz de refresco y 7 ms de tiempo de respuesta. Dispone de tecnologías antiparpadeo y reducción de luz azul, entre otras.

Su precio es de unos 200 euros.

Vía: Guru3D.