ASUS ha renovado el Zephyrus G15, uno de sus portátiles que llegaban hasta ahora con el Ryzen 7 3750H, con el bastante más potente Ryzen 7 4800H de dieciséis núcleos lógicos. Es el más potente que llega de la serie Ryzen 4000, y uno que sin duda dará bastante de lo que hablar este año. El equipo mantiene la estética general de esta línea, con un tamaño de 360 mm × 252 mm × 19.9 mm y un peso de 2.1 kg.

La pantalla se oferta en dos versiones, ambas de 39.6 cm (15.6 pulgadas): una de 144 Hz y otra de 240 Hz. Ambas implementan Adaptive Sync, y por tanto son potencialmente compatibles con G-SYNC para poder disfrutar mejor de las GeForce GTX 1660 Ti y GeForce RTX 2060 de movilidad con las que se puede configurar —ambas tienen una potencia similar, pero la RTX 2060 tiene las unidades para trazado de rayos, por lo que en rendimiento gráfico típico son similares—. ASUS indica que la RTX 2060 tiene un turbo máximo de 1298 MHz y un consumo de 65 W, que es mejor que los 1200 MHz típicos de la RTX 2060 de portátil y sus 80 W de consumo.

Se puede configurar con hasta 32 GB de memoria DDR4-3200, porque no hay que perder de vista que la arquitectura Zen de estos Ryzen es muy dependiente de la velocidad de la memoria principal del sistema. También se puede configurar con hasta 1 TB de unidad de estado sólido de tipo PCIe.

El equipo está equipado con wifi 802.11ax y Bluetooth 5.0, más conectores Ethernet, un USB 3.1 tipo C (compatible con DisplayPort 1.4 y carga), tres USB 3.1, un HDMI 2.0b y uno de audio de 3.5 mm. La batería incluida es de 76 Wh, y se proporciona un cargador de 180 W. Tiene Windows 10 Pro preinstalado.