MSI ha anunciado tres nuevas placas base con chipset X299 para acompañar al lanzamiento de los Core X de generación Cascade Lake X. La principal es la Creator X299, en formato E-ATX, alimentada por un par de conectores PCIe de ocho pines y cuenta con doce fases de alimentación para el procesador. Al igual que las demás, cuenta con ocho bancos de memoria DDR4 para 4266 MHz a través de perfiles de memoria.

Las X299 Pro y X299 Pro 10G tienen formato ATX y se diferencian sobre todo por que la segunda incluye conectividad wifi 802.11ax, Bluetooth 5.0 y una tarjeta con chip de Aquantia para conectividad Ethernet de 10 Gb. Ambas incluyen un RJ-45 de 1 Gb y otro de 2.5 Gb, al igual que la Creator X299.

Los conectores traseros incluyen varios USB 2.0, USB 3.0 e incluso un USB 3.2 tipo C de 20 Gb/s, y en la placa tienen dos o tres ranuras M.2. La Creator X299 incluye iluminación RGB en la cobertura de la conectividad trasera y en el disipador del chipset. Todas incluyen chips de audio ALC1220.