Ahora es habitual presentar los móviles de gama alta junto a un reloj que sea su compañero inseparable, y el Mate 30 de Huawei ha llegado acompañado del Watch GT 2. Es una versión similar al Watch GT de 2018, con mismos tamaños de caja (42 y 46 mm de ancho), con otras opciones de color y diseño de bisel, pero no deja de ser un reloj deportivo o vestible en general porque no usa Wear OS sino LiteOS y por tanto no tiene acceso a tienda de aplicaciones como los relojes inteligentes.

El modelo de 42 mm tiene una pantalla de 1.2 pulgadas de tipo OLED y resolución de 390 × 390 píxeles, mientras que el de 46 mm tiene una de 1.39 pulgadas con 454 × 454 píxeles. Está hecho a prueba de agua sumergible a 5 atm, e incluye una variedad de sensores como el de ritmo cardíaco, acelerómetro, barómetro, brújula y giroscopio.

captura_de_pantalla_2019-09-20_a_las_0.36.28.jpg

El chip que incluye sí que cambia, ya que pasa a ser un Kirin A1 del que sigue sin dar demasiados detalles. Es el primero para estos dispositivos con Bluetooth 5.1, que combina perfectamente con el Bluetooth 5.1 del Mate 30 que permitirá una comunicación más eficiente y por tanto reducirá el consumo. Otra ventaja que tiene es el envío de música a 2.3 Mb/s de gran calidad.

Sobre la autonomía, el de 42 mm dura una semana, mientras que el de 46 mm dura dos semanas, o 30 horas de uso continuo del GPS que integra. En esas dos semanas se presupone un uso de 90 minutos al día de ejercicio, con el lector de ritmo cardíaco activado, y 30 minutos de música por semana. Se integran aplicaciones para el seguimiento de ejercicio físico, ya sea en interior y en exterior.