Acer presentó en el CES de enero un nuevo equipo para jugar, el Predator Triton 500, y ahora lo ha elegido para incluir la pantalla para jugar en portátiles más avanzada del momento. Esa pantalla tiene un tamaño de 15.6 pulgadas con resolución FHD, pero pasa de los 144 Hz del modelo anterior a los 300 Hz, y es una pantalla que se va a ver bastante en los portátiles presentados en la IFA 2019 que se está celebrando en Berlín.

La compañía actualiza el procesador a un Core i7-9750H, acompañado por 16 o 32 GB de memoria DDR4-2667, con 512 GB de almacenamiento PCIe 3.0 ×4, si bien el modelo más caro tiene dos SSD de 512 GB. Incluye hasta una GeForce RTX 2080 Max-Q, mientras que el modelo base tiene una GeForce RTX 2060.

La pantalla tiene pocos marcos llevando la ratio pantalla-frontal al 81 %. Además Acer destaca que tiene 17.9 mm de grosor y pesa solo 2.1 kg. Cuenta con un Thunderbolt 3, tres USB 3.0, un HDMI, un mini-DisplayPort y dos de audio de 3.5 mm. Incluye un teclado con retroiluminación RGB por tecla y corto recorrido.

El precio del Predator Triton 500 con este panel FHD de 300 Hz parte de los 2699 euros y estará disponible en noviembre en España.