Lenovo ha renovado su ThinkPad X1 Yoga con nuevos procesadores y carcasa externa ligeramente más pequeña y siendo un equipo más ligero, pero manteniendo su construcción en aluminio. Este convertible mantiene la pantalla de 14 pulgadas, si bien ahora hay opción de que sea 4K UHD con DisplayHDR 400 y un brillo máximo de 500 nits. Se une a las opciones FHD y QHD de generaciones anteriores.

Los procesadores son Core i5 e i7 de tipo Comet Lake, incluido el Core i7-10710U de seis núcleos con multihilo, por lo que tendrá bastante más potencia que el de la generación anterior. Se puede configurar con 8 GB o 16 GB de memoria tipo LPDDR3 a 2133 MHz, y hasta 2 TB de unidad de estado sólido de tipo PCIe.

A la calidad de la pantalla táctil le acompaña un sistema de audio Dolby. Tiene teclado retroiluminado, batería de 51 Wh, un peso de 1.3 kg y un tamaño de 323 mm × 218 mm × 15.5 mm, por lo que cae en la zona de influencia de los ultraportátiles. Incluye cámara web HD compatible con desbloqueo facial, además de que tiene un lector de huellas dactilares.

Cuenta con conectividad wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0, NFC y opción de módem LTE Cat. 9. Cuenta con dos puertos Thunderbolt 3 (vídeo DisplayPort, datos y carga), dos USB 3.0, un HDMI 1.4, uno de audio de 3.5 mm y lector de tarjetas SD.

La configuración base parte de unos 1500 dólares.

Vía: AnandTech.