Acer ha añadido a su catálogo otro monitor para juegos, pero en esta ocasión con un panel de alta tasa de refresco en el Predator XN253QX. Siendo un panel de 25 pulgadas con 240 Hz y resolución de 1920 × 1080 píxeles, la particularidad que tiene es que su tiempo de respuesta es de solo 0.4 ms gris a gris gracias a una tecnología de «cristal líquido rápido».

Sea como sea, sigue siendo un panel TN, con calidad decente de color al ser de 8 bits y cubrir el 100 % de la gama sRGB y el 72 % de la NTSC. Tiene un brillo máximo de 400 nits y un contraste estático 1000:1. Como característica interesante adicional, incluye un módulo de refresco adaptativo G-SYNC.

El pie se permite el ajuste en inclinación del panel entre los –5º a 25º, giro –20º a 20º y modificar su altura hasta los 115 mm. El monitor no es especialmente grande con 558 mm × 398 mm × 236 mm, y Acer indica que tiene un consumo en torno a los 25 W a un brillo normal. Cuenta con un conector DisplayPort 1.2 y un HDMI 1.4, un concentrador de dos puertos USB 3.0, así como altavoces estéreo de 2 W.

Su precio se sitúa sobre los 499 dólares.

Vía: AnandTech.