Razer ha presentado un nuevo ratón en pleno calor del verano, y lo hace con el Viper. Tiene una innovación en forma de los interruptores de los dos botones principales ya que son sustituidos por interruptores ópticos. La compañía asegura que esto permite un tiempo de respuesta mucho menor que los mecanismos habituales.

Tradicionalmente al hacer clic se presiona una lengüeta o botón y al ser mecánico puede haber unas pulsaciones de rebote que son eliminadas por software pero introducen un retardo a posteriores clics. Al usar los interruptores ópticos, se elimina la parte mecánica y por tanto el tiempo de rebote, y eso hace que los clics sean mucho más precisos y sin posibilidad de ignorar algún clic o introducir alguno no intencionado.

Por lo demás, el Viper es un ratón en la línea de lo que viene ofreciendo Razer. Tiene un buen diseño en color negro con bandas laterales de goma para mejorar el agarre, usable por diestros y zurdos, y cuenta con dos botones en cada lateral. Se conecta mediante un cable de 2.1 m forrado de tela trenzada terminado en un conector USB.

El sensor incluido es uno óptico de quinta generación de Razer, con una sensibilidad de hasta 16 000 PPP, una velocidad de 450 PPS y una aceleración de 50 G. Es el mejor que tiene la compañía y que acompañará a la perfección a este ratón. Tiene un tamaño de 126.73 mm × 66.2 mm × 37.81 mm y es extremadamente ligero pesando solo 69 g.

Su precio es de 89.99 euros (79.99 dólares más impuestos).