Si estás valorando comprar un Ryzen 3000 cuando se pongan a la venta el 7 de julio debes de estar preparado para tomar la arriesgada senda de actualizar Windows 10. AMD ha indicado en posteriores reuniones del E3 y en el material repartido a la prensa que la actualización Windows 10 Mayo 2019 supone una mejora de entre el 6 y el 15 % en juegos y programas de todo tipo.

Esa afirmación queda plasmada en las dos diapositivas siguientes, en las que explicar que Windows 10 Mayo 2019 está optimizado para los nuevos Ryzen, habilitando una selección adecuada de los complejos de núcleos (CCX) de cada uno de los chíplets de núcleos que incluirán los Ryzen 3000. Eso también habilita una notable reducción en el tiempo de selección de reloj de funcionamiento, que pasa de los 20 ms en las versiones previas de Windows 10 a tan solo 1 o 2 ms en Windows 10 Mayo 2019.

captura_de_pantalla_2019-06-13_a_las_18.08.31.jpg

La afirmación sobre la mejora en juegos aparece en la siguiente transparencia, indicando que va de ese 6 % en pruebas como PCMark 10 con mejoras a la gestión de energía (UEFI CPPC2) —solo disponible en los Ryzen 3000— que permite cambiar de frecuencia mucho más rápido para tareas que vayan por ráfagas, o mediante este conocimiento de la topología de los Ryzen 3000 con una mejora del 15 % en Rocket League, si bien aparentemente esta gestión de los CCX está disponible para los procesadores Ryzen 1000 y Ryzen 2000.

captura_de_pantalla_2019-06-13_a_las_18.08.39.jpg

La transparencia anterior está medida entre las compilaciones anteriores de Windows 10 y la 1903 que es la actualización de Mayo 2019, según se indica en la letra pequeña de la presentación, en un Ryzen 7 3800X. AMD no ha dado datos de los Ryzen 1000 y Ryzen 2000.

captura_de_pantalla_2019-06-13_a_las_18.09.01.jpg

Para los anteriores Ryzen, no parece que de momento haya mejora de rendimiento alguno. Lo ha comprobado en un vídeo el locutor de Hardware Unboxed, y no hay variación de rendimiento en juegos en un Ryzen 5 2600X y un Ryzen 7 2700X, y nada que no esté dentro de un margen de error del ± 3 %, por lo que no se puede achacar directamente a la actualización de Windows 10 Mayo 2019 sino a que simplemente habría que hacer cientos de medidas para sacar una muestra suficientemente grande para poder comparar valores entre ambas versiones de Windows 10.

[Act.: menciona que puede que el nuevo planificador de los Ryzen no esté activo y que pudiera necesitarse una actualización del BIOS, pero AMD no ha dicho nada al respecto y no hay nada confirmado. Toca esperar].

Con respecto a Rocket League, no hay variación de rendimiento a FHD y calidad baja. Porque, como he dicho, la letra pequeña de esas transparencias hacen referencia a un Ryzen 3800X. Donde sí hay diferencia es en la prueba enlatada 3DMark, ya sea porque hubiera algún problema en la anterior versión de Windows o en la prueba en sí, pero en juegos reales no hay mejora.