BenQ ha anunciado el monitor SW270C que está orientado a fotógrafos gracias a la calidad de su pantalla IPS. El panel es de 27 pulgadas con una resolución QHD (2560 × 1440 píxeles), y cubre las gamas de color al 99 % de la AdobeRGB, al 97 % de la DCI-P3, y al 100 % de la sRGB. También mantiene una desviación de color ΔE < 2 con una profundidad de color de 10 bits y una tabla de búsqueda de 16 bits.

El monitor tiene un refresco de pantalla de 60 Hz, un brillo máximo de 300 nits en uso típico y un contraste estático 1000:1, con un tiempo de respuesta de 5 ms. También intepreta el contenido de alto rango dinámico (HDR) y específicamente el estándar HDR10, si bien no se indica si el brillo máximo va más allá de los 300 nits del uso normal, por lo que no se puede llamar a este modelo como uno HDR de verdad.

El pie se puede retirar siendo compatible con un soporte VESA de 100 × 100 mm, o se puede ajustar en inclinación entre los –5º a +20º, giro 45º/45º, pivotación 90º, y su altura hasta los 150 mm. Se puede comprar una visera para elimianar al máximo los reflejos. Incluye dos HDMI 2.0, un DisplayPort 1.2, un concentrador de dos puertos USB 3.0 y lector de tarjetas SD, y un USB tipo C compatible con USB 3.0, DisplayPort 1.2 y carga de 60 W.