Hewlett Packard Enterprise (HPE) está aumentando su apuesta por la supercomputación con la compra del fabricante Cray. Esta siempre ha sido una empresa muy relevante en ese sector desde hace décadas, y recientemente ha llegado a un acuerdo con AMD para usar sus procesadores EPYC en sus próximos equipos. La compra se va a cerrar por 1300 millones de dólares, que no parece una cantidad especialmente elevada pero con la que HPE afianza su posición en el sector.

Cray es la principal empresa del sector de la supercomputación, creada en 1972, y con múltiples contratos gubernamentales bajo el brazo. HPE consigue con esta adquisición el acceso a la arquitectura de supercomputadoras Shasta y a la interconexión Slingshot que usa, y con el volumen de negocio que mueve HPE supondrá un importantísimo empujón a esta división y a su relevancia dentro de la compañía. Al fin y al cabo el futuro lo pintan como si todo fuera inteligencia artificial, macrodatos y aprendizaje automático, y para ello se precisa supercomputadoras.

Como curiosidad, la primera vez que leí algo sobre Cray fue en los cómics de Batman y algún material relacionado del juego de rol de DC Comics, en el que se indicaba que la Batcomputadora estaba formada por varios equipos Cray, por lo que se puede deducir que Batman va a usar procesadores de AMD. No cabe duda de que su sistema operativo predilecto será algún *nix. Al menos, la Batcomputadora la usa el Batman más cerebral y detectivesco de otros tiempos —por aquello de su título del «mejor detective del mundo»—, no el actual Bat Iron Man de cómics, la trilogía de Nolan y la trilogía de videojuegos de Batman: Arkham.

Vía: AnandTech.