Huawei ha conseguido madurar su negocio de los móviles hasta el punto en que tiene gran parte del mercado actual, en una combinación de buen hacer y bombardeo constante de terminales de bajo coste con una apuesta por los móviles de gama alta. Aunque, eso sí, tiene que mejorar en el terreno de las actualizaciones del sistema operativo. Sea como sea, la debacle de Apple con sus iPhone ha hecho que Huawei ocupe una segunda posición aventajada en el primer trimestre del año en este sector.

Se calcula que la compañía ha pasado de vender unos 39.3 millones de móviles en el primer trimestre de 2018 a los 59.1 millones en el T1 de 2019. Mientras tanto, Apple, que ha dejado de dar la cantidad exacta de móviles que vende para dar solo la cifra de los ingresos, habría pasado de los 52.2 millones en el T1 2019 a entre 36 y 43 millones en el primer trimestre de este año. Mientras uno mejora un 50 % el otro bajaría hasta un 32 %.

Sin embargo, Samsung ha sabido reorientar su gama media aportando diseño, calidad y precio, y le ha valido para mantener la primera posición con unos 71.9 millones de móviles vendidos que, si bien supone una bajada interanual desde los 78.2 millones, consigue romper con la tónica bajista que venía manteniendo a lo largo de 2018. El resto de marcas seguidas por IDC se mantienen tan parejas en ventas que prácticamente no hay ganadores ni perdedores.

prus45042319_f_1.jpg

Vía: The Verge.