LG no es la única que no encuentra su lugar en el sector de los smartphones, ya que ASUS es otra empresa que ha sufrido el mazazo de las marcas chinas, en lo que incluyo el buen hacer de Xiaomi y Huawei, entre otras. Según los datos del cuarto trimestre de 2018, ASUS sufrió unas pérdidas de 80 millones de euros sobre unos ingresos de 2520 millones de dólares.

El motivo de estas pérdidas ha sido un coste de reestructuración de la división de móviles que asciende a los 177 millones de dólares. La empresa continuará la reestructuración durante esta primera mitad de 2019, por lo que quizás hasta la segunda mitad del año no se vean nuevos dispositivos de ASUS en el mercado. La línea ZenFone está en parada hasta que vean los ejecutivos cómo abordar los cambios experimentados en el sector, que hasta Samsung está siendo competitiva en la gama media y baja.

Resulta curioso el dato de que el margen bruto de ASUS es de tan solo el 4.1 %, que es la diferencia entre lo que le cuesta producir sus productos y el precio al que los vende, si bien los márgenes en los sectores en los que está metida ASUS son mínimos.

En otro orden de cosas, la compañía verá caer sus ingresos durante el primer trimestre entre el 5 % y el 10 %, con las ventas de placas base cayendo en torno a un 5 %, afectados por los problemas de producción de procesadores de Intel que hará que caigan las ventas del sector PC en general.

Vía: Guru3D.