La compañía estadounidense Turtle Beach, dedicada a la fabricación de auriculares para jugar, ha optado por expandir su ámbito de acción con la compra de Roccat. Esta última es una empresa alemana dedicada a la producción de periféricos para juegos que, por lo general, son de buena calidad y ha intentado innovar todo lo posible en este sector en los últimos años. Dispone de teclados, ratones y auriculares, pero también otros accesorios como alfombrillas o soportes.

La adquisición se va a cerrar con un pago en efectivo de 14.8 millones de dólares, otro millón en efectivo o en acciones según desee Roccat, más otros 3.4 millones de dólares en pago por objetivos —un pago adicional si al tomar el control de la empresa los ingresos de la compañía han alcanzado un cierto nivel—. Son hasta 19.2 millones de dólares de coste por una adquisición que se espera que se complete en el segundo trimestre.

Puede que Turtle Beach no sea de los fabricantes de auriculares más vendidos en Europa, quizás porque en realidad hay mejores opciones en el mercado, pero en EE. UU. esta empresa sandieguina ha mantenido un buen nivel de éxito desde que se fundara el 2005. Esta adquisición espera que le aporte 30 millones de dólares adicionales de ingresos anuales a partir de 2020.

Vía: Guru3D.