Sony ha mejorado bastante el aspecto de sus smartphones en el último año, que era el apartado que tenía que mejorar sustancialmente, y ahora que ya lo ha hecho innova en el Xperia 1 en el terreno que conoce bastante bien como es el de las pantallas. Por eso este móvil incluye una pantalla OLED de alta calidad, con la particularidad de que tiene una resolución de tipo panorámico 21:9, siendo de 3840 × 1644 píxeles. Para los que vean series y películas, esta pantalla debería ser excepcional.

El tamaño de la pantalla en sí es de 16.5 cm (6.5 pulgadas) y está protegida por Gorilla Glass 6, y cubre el 100 % de la gama de color DCI-P3 que está orientada a la reproducción de vídeo, y reproduce imágenes de alto rango dinámico (HDR). El problema de esa magnífica pantalla es que el móvil tiene un tamaño de 167 mm × 72 mm × 8.2 mm, lo que le da un aspecto algo extraño, excesivamente alargado, y seguramente se note un poco raro en el bolsillo.

Aun así, de entrada no parece mala opción para la enorme cantidad de consumidores que usan un móvil para ver series y películas en el transporte público. Además, siendo un teléfono de gama alta, incluye un Snapdragon 855 de ocho núcleos Kryo con unidad gráfica Adreno 640, más 6 GB de RAM, 128 GB de almacenamiento y lector de tarjetas micro-SD de hasta 512 GB. Cuenta con Android 9.0 preinstalado.

El diseño está hecho a prueba de agua y polvo con certificado IP68, y tiene un peso de 180 gramos que no resultará excesivamente pesado para su tamaño. En uno de los cantos del móvil incluye un lector de huellas dactilares, tiene wifi 802.11 ac, NFC, Bluetooth 5.0, una batería de 3300 mAh —Sony y sus baterías—, conector USB tipo C, altavoces estéreo Atmos de Dolby para acompaña a la experiencia visual, y carga rápida. El sonido también incluye DSEE HX de la propia Sony, que viene a ser un filtro para mejorar el sonido comprimido con pérdidas y acercarlo un poco más al sonido original. Pero como se suele decir, de donde no hay no se puede sacar.

El sistema de cámara está dentro de lo habitual de la compañía, con un triple sensor trasero. Todos son de 12 Mpx, con distinto tamaño de sensor, con el principal siendo de apertura ƒ/1.6 con zum óptico de dos aumentos y estabilizador óptico de imagen, el secundario de ƒ/2.4 y gran angular de 135º, y el terciario de ƒ/2.4. Graba vídeo a 4K y 60 FPS pero también a cámara lenta de FHD y 960 FPS. La cámara frontal es de 8 Mpx con apertura ƒ/2.0.

Sony no ha dado una fecha concreta ni ventana de lanzamiento, y tampoco un precio estimado.