Spotify ha presentado sus resultados financieros del cuarto trimestre de 2018, anunciando que la compañía ha conseguido reducir gastos y generar unos beneficios de 94 millones de euros. Los ingresos se situarán en los 1495 M€, que supone una mejora interanual del 30 %, teniendo en cuenta que la suscripción prémium ha reportado a la compañía 1320 millones de euros. También ha indicado que el ingreso medio por usuario ha sido de 4.89 €.

La compañía ha aumentado el número de sus suscriptores prémium de los 70 millones del mismo trimestre de 2017 a los 96 millones, un crecimiento del 36 %, que es atribuible, según Spotify, al acuerdo de promoción de los productos Home de Google y a la campaña navideña.

Por otro lado, la compañía ha adquirido dos compañías para aumentar su oferta. La primera es Gimlet, que es un popular creador de pódcast, por una cifra que rondaría los 175 millones de euros. La otra compra ha sido Anchor, la empresa responsable de una aplicación de distribución de pódcast. Según Daniel Ek, el director ejecutivo de Spotify, la actual apuesta de la compañías es por ese sector de los pódcast, con la intención de competir directamente con Apple, que es el actual mayor distribuidor de este tipo de contenido en internet. Spotify es el segundo, pero necesitan un empujón en la oferta y calidad del contenido que distribuyen.