La Unión Europea ha sido un campo de orégano para las compañías estadounidenses en el que podían hacer y deshacer en el terreno de los impuestos. Pero en tiempos recientes, en esta década, se ha querido acabar con ciertas prácticas, y Apple ha sido uno de los principales objetivos de los gobiernos en los últimos años. De hecho llevaba en un tira y afloja con Francia que ha finalizado ahora tras llegar un acuerdo.

El Gobierno francés acusaba a Apple de evadir impuestos o utilizar excesivas artimañas legales para evitar el pago de impuestos. Aunque la posición de Apple siempre ha sido que siempre paga todos los impuestos a los que está legalmente obligados allí donde opera, ha optado por llegar a un acuerdo por un valor que estaría en los 500 millones de euros, si bien no se ha indicado la cifra exacta.

Apple ha indicado que, como parte de una auditoría multianual de las cuentas francesas de la empresa, se han realizado ajustes y que los resultados de la investigación serán añadidos a sus cuentas públicas. También se habla de que el acuerdo habría sido alcanzado por Emmanuel Macron y Tim Cook tras una reunión privada en octubre del año pasado, y firmado en diciembre del año pasado.

Vía: 9to5Mac.