Dentro del terreno de los ultraportátiles Acer presentó hace un año el Swift 7, que estaba entre los más finos y ligeros del mercado con 8.98 mm de grosor en su parte más delgada y con cerca de 1 kg de peso. El modelo de este año se pasa a los 9.95 mm en su zona más gruesa, y tiene un peso de de 890 gramos, a la vez que reduce notablemente los marcos de pantalla y su tamaño general.

Mantiene el tamaño de 14 pulgadas, siendo de tipo IPS con una resolución de 1920 × 1080 píxeles, pero ahora la ratio pantalla-frontal alcanza el 92 %, por lo que tiene muy pocos marcos. El diseño de la carcasa está enteramente hecho en aluminio de color negro o blanco según el modelo, con un teclado mejorado con teclas de 1 mm de recorrido, y un panel táctil integrado de gran calidad.

El procesador pasa de un Core i7-7Y75 a un Core i7-8700Y, ambos de dos núcleos físicos con multihilo, si bien la frecuencia base pasa de 1.3 a 1.5 GHz, y el turbo de 3.6 a 4.2 GHz. La unidad gráfica integrada pasa de una HD Graphics 615 a UHD Graphics 615. La memoria se mantiene en los 8 GB, así como las distintas opciones de almacenamiento de estado sólido. Sobre su autonomía, Acer promete hasta diez horas de uso.

Su precio se mantiene igual, partiendo de los 1699 dólares, y estará disponible en mayo.

Vía: EnGadget.