HTC ha presentado un nuevo teléfono, pero en esta ocasión orientado a la gama media. El Desire 12s tiene un diseño bastante típico, si bien incluye una tapa trasera de diseño un poco distinto con dos zonas de tonalidad distinta, pero nada especialmente innovador. Tiene una pantalla con relación de aspecto 2:1 que es de 14.5 cm (5.7 pulgadas) con resolución de 720 × 1440 píxeles.

El procesador es un Snapdragon 435 que es de ocho núcleos Cortex-A53 a 1.4 GHz, con versiones de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento o 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, si bien es de tipo ultrarrápido UFS 2.1. Dispone de lector de tarjetas micro-SD, wifi 802.11 b/g/n y Bluetooth 4.2. La batería es de 3075 mAh que se recarga a través de un micro-USB con un cargador de 5 V.

La cámara trasera es de 13 Mpx con apertura ƒ/2.0 y la frontal es de 13 Mpx con apertura ƒ/2.2. HTC no ha dado muchos más detalles de este smartphone, y en probablemente es porque se trata de un modelo de gama media-baja. En este sentido, el precio del teléfono es de 5990 dólares taiwaneses o unos 170 euros al cambio directo, y el modelo superior cuesta 6990 dólares taiwaneses o unos 200 euros. Llega con Android 8.1 preinstalado.