ASUS ha empezado a vender en España los portátiles TUG Gaming FX505 y FX705. Llegan con mejoras en su pantalla, aunque están orientados a un sector de gama media, donde su diseño se centra en el uso de plástico y aportan la conectividad justa, aunque tengan buena potencia de procesamiento y gráfica. El FX505 incluye una pantalla de 15.6 pulgadas FHD, mientras que el FX705 incluye una de 17.3 pulgadas FHD, ambas siendo IPS que cubren el 100 % de la gama sRGB, pudiendo ser de 60 Hz o 144 Hz.

El tamaño del modelo del FX505 es de 360.4 mm × 262 mm × 26.8 mm y pesa 2.2 kg, por lo que reduce unos 2 cm de ancho el equipo respecto al FX504; el FX506 mide 399.8 mm × 279.4 mm × 27.6 mm y pesa 2.6 kg. Las opciones de procesadores son un Core i5-8300H y un Core i7-8750H, teniendo dos ranuras de memoria poblada con 8 GB o 16 GB de DDR4 a 2667 MHz. La tarjeta gráfica puede ser una GTX 1050, GTX 1050 Ti o una GTX 1060.

Las opciones de almacenamiento incluyen un disco duro híbrido FireCuda de 1 TB, más una unidad de estado sólido de 128 GB, 256 GB o 512 GB de tipo PCIe 3.0. La conectividad es algo más básica, pero bien cubierta con un USB 2.0, dos USB 3.0, un HDMI 2.0, un Ethernet, wifi 802.11ac, y Bluetooth 5.0. El exterior de estos portátiles están hechos para aguantar, y ASUS menciona que pasan el test MIL-STD-810G. El teclado está retroiluminado.

El modelo FX505 parte de los 1049 euros, y el FX705 parte de los 1499 euros, y llegan a las tiendas españolas el 20 de noviembre.