BenQ ha anunciado un nuevo monitor que está orientado a todos aquellos que necesitan de una calidad de color profesional en un monitor de gran tamaño. El PD3220U incluye un panel de 31.5 pulgadas con una resolución de 3840 × 2160 píxeles, y dispone de una gran calidad de color, teniendo una profundidad de color de 10 bits reales, cubriendo el 100 % de la gama sRGB y el 95 % de la DCI-P3. Incluye modos de uso específicos para distintos tipos de labores de diseño.

El panel tiene un brillo máximo de 350 nits y un contraste estático de 1300:1, con 5 ms de tiempo de respuesta y 60 Hz de refresco, por lo que no son apartados en los que destaque por encima de otros paneles IPS más orientados a diseño. Aun así, BenQ ha incluido compatibilidad con contenido de alto rango dinámico (HDR) y específicamente HDR10, pero con ese brillo se queda más bien en algo anecdótico. El panel también dispone de tecnologías antiparpadeo y de reducción de luz azul.

El diseño del monitor incluye pocos marcos, con la parte principal en negro y el pie en gris, el cual es retirable. Se puede ajustar su inclinación –5º a 20º, girar entre los –30º y 30º, pivotar 90º, y regular su altura hasta 150 mm. Incluye altavoces de 2 W en su parte inferior. En cuanto a los conectores, tiene dos HDMI 2.0, un concentrador de tres puertos USB 3.0 a través de una conexión USB tipo C a un anfitrión, y dos puertos Thunderbolt 3 para datos, DisplayPort 1.4 y entregar 15 W y 85 W, que usan el habitual conector USB tipo C.