Tras la presentación de los nuevos procesadores Core de bajo consumo de Intel, Dell ha sido la más rápida a la hora de presentar equipos que los usen. El primero de ellos es la renovación del 2 en 1 XPS 13 (9365), el cual se podrá configurar con los Core i7-8500Y y Core i5-8200Y, ambos de dos núcleos con multihilo, funcionando a hasta 4.2 GHz. Tienen una potencia de diseño térmico (TDP) de tan solo 5 W, y por tanto el equipo es silencioso.

La pantalla de 13.3 pulgadas estará disponible en versiones de 1920 × 1080 píxeles o de 3200 × 1800 píxeles, ambas táctiles ya que se trata de un convertible o dos en uno. Alcanzan los 400 nits de brillo máximo con ángulos de visión de 170º/170º, y cuenta con pocos marcos de pantalla. Se puede utilizar un lápiz que se suministra con el portátil. Tiene una batería de 46 Wh para hasta 15 horas de autonomía. Dispone de 4 GB a 16 GB de RAM LPDDR3-1866, y puede configurarse con entre 128 GB y 1 TB de SSD.

El exterior se mantiene con el mismo diseño del modelo anterior, hecho de aluminio, y un tamaño de 304 mm × 199 mm × 13.7 mm, así como un peso de solo 1.24 kg. Dispone de wifi 802.11ac, Bluetooth 4.2, dos USB 3.0, y un nuevo Thunderbolt 3 cortesía del nuevo chipset integrado en los procesadores Amber Lake usados. Ideal para combinar con el nuevo monitor USB-C presentado también por Dell.

El precio de partida se sitúa en los 999 dólares.

Vía: AnandTech.