Hace unos meses la ciudad de Atlanta se vio afectada por un ransomware, un programa malicioso que solicita un rescate a los afectados a cambio de devolverles el control de sus equipos. El programa en cuestión que afectó a la ciudad es SamSam, el cual ha estado afectando a instituciones médicas y públicas de los Estados Unidos desde el pasado 2015. Este malware impidió que la ciudad pudiera procesar pagos o acceder a la información de los juzgados, entre otras cosas.

Se estima que el creador, o creadores, de este programa malicioso han conseguido ganar más de 5 millones de euros, según un informe de la forma de ciber seguridad británica Sophos. El rescate medio solicitado ha sido de 50 000 dólares, habiendo podido identificar esta compañíaa 233 víctimas, de las que solamente 86 han hecho público el ataque y que han pagado el rescate.

Desde Sophos consideran que hay una sola persona tras el programa, en base a la consistencia del lenguaje empleado, de los sitos en los que las víctimas han de realizar los pagos o de los ficheros de muestras. Su conocimiento del inglés es bueno, aunque no completo, ya que comete errores con frecuencia. Además, este se ha vuelto cada vez más cauto, ya que ha realizado tres revisiones importantes del código, mejorando las capacidades de SamSam.

A pesar de las investigaciones realizadas por empresas y fuerzas de seguridad del estado, el responsable de los ataques no ha sido identificado.

Vía: EnGadget.