Nubia, una submarca de ZTE, ha anunciado un nuevo teléfono que está totalmente orientado a aquellos interesados en jugar. Aunque por el momento sigue siendo un nicho de mercado con dos representantes previos —el teléfono de Razer y el de Xiaomi—, puede crecer notablemente en los próximos meses a medida que otros fabricantes presenten sus modelos —por aquello de no quedarse atrás, tan habitual en estos sectores—.

Este teléfono se llama Red Magic, y dispone de un diseño en aluminio monopieza con una parte trasera que integra una franja de la inevitable iluminación RGB que parece estar estrechamente ligada a este tipo de productos vendidos para jugones. También dispone de un altavoz trasero, y el resto de lo que parecen rejillas son para ventilación. Tiene un tamaño de 158.1 mm × 74.9 mm × 9.5 mm y pesa 185 gramos. En la parte trasera también se incluye un lector de huellas dactilares debajo de la cámara. La compañía también ha indicado que su interior se ha diseñado para que esté siempre frío al tacto con un nuevo sistema de convección con un disipador en su interior y tres rejillas de ventilación.

El procesador elegido por Nubia, para ser a la vez económico y con suficiente potencia, es un Snapdragon 835 de dos clústeres de cuatro núcleos Kryo 280, uno a 2.45 GHz y otro a 1.9 GHz. La unidad gráfica es una Adreno 540 a 710 MHz, que tendrá que mover la pantalla de 6 pulgadas de relación de aspecto 18:9 con resolución de 1080 × 2160 píxeles y contraste 1500:1. Pero nuevamente, y a diferencia del teléfono de Razer, no dispone de un refresco de 120 Hz que puede ser lo más característico de un «teléfono para juegos». Habrá versiones con 6 y 8 GB de memoria LPDDR4X y con 64 y 128 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.1.

Nubia ha conseguido reducir al mínimo los marcos de pantalla, por lo que queda bastante bien aprovechado el frontal, con el auricular en la parte superior. La cámara frontal es de 8 megapíxeles con una apertura ƒ/2.0 capaz de grabar vídeo a 1080p y 30 FPS, y la trasera es de 24 Mpx con apertura ƒ/1.7 capaz de grabar vídeo a 4K UHD y 30 FPS, así como a cámara lenta a 720p y 120 FPS. Ciertamente el apartado fotográfico no va a ser uno en el que destaque excesivamente.

pp_5_1_new.jpg

La batería en este caso es de 3800 mAh con la que promete siete horas de jugar a Vain Glory, y se recarga a través de un conector USB tipo C. La versión de Android con la que llega es la 8.1, con una capa de personalización que Nubia ha desarrollado específicamente para este teléfono. Por ejemplo, la iluminación trasera se puede configurar entre cuatro tipos de efectos distintos. Dispone de wifi 2×2 802.11ac y Bluetooth 5.0.

El Red Magic estará disponible tanto en color rojo, haciendo gala a su nombre, como en color negro, y se pone a la venta el 25 de abril desde los 2499 yuanes, o unos 321 euros al cambio directo sin impuestos.