ASUS ha puesto finalmente a la venta uno de los monitores HDR más esperados para el sector profesional debido a la inclusión de uno de esos paneles que no terminaban de llegar. El ProArt PA32UC incluye un panel de 32 pulgadas con resolución de 3840 × 2160 píxeles, y dispone de 384 zonas de iluminación individual que, acompañado con un brillo máximo de 1000 nits, permite plena compatibilidad con imágenes de alto rango dinámico (HDR), aunque ASUS no ha indicado con qué estándar es compatible.

La calidad del color también es soberbia para uso profesional, ya que cubre el 85 % de la recomendación 2020, el 99.5 % de la AdobeRGB, 95 % de la DCI-P3 de uso en el sector audiovisual, y el 100 % de la sRGB. También dispone una alta precisión de color, con una ∆E inferior a 2 gracias a su precalibrado de fábrica, y dispone de una tabla de consulta de color (LUT) de 14 bits. El resto de características del panel son más normales, con 60 Hz de refresco, 5 ms de tiempo de respuesta y compatible con tecnología de refresco adaptativo AdaptiveSync, y por tanto compatible con FreeSync.

El diseño del monitor está orientado a minimizar los bordes de pantalla, salvo el inferior, el cual incluye dos altavoces de 3 W. Dispone de una pena retirable con enganche VESA de 100 mm × 100 mm, y gracias al cual se puede ajustar su inclinación entre –5º y 23º, rotar entre –60º y 60º, pivotar entre los –90º y 90º, y modificar hasta 120 mm su altura. En el apartado de las conexiones, dispone de cuatro HDMI, un DisplayPort 1.4, dos USB 3.0, y dos Thunderbolt 3 compatibles con datos USB 3.0, DisplayPort 1.2 y carga de hasta 60 W.

Su precio es de 2499 euros con IVA, y a EE. UU. llega por 1999 dólares sin IVA.